Pasar al contenido principal
Finanzas

¿Qué información se considera para calificar a un crédito en las Instituciones financieras?

Las entidades financieras y las instituciones del Estado, que requieran conocer la situación financiera de las personas naturales o sociedades, exigirán la presentación de los mismos estados financieros que sirvieron para fines tributarios. Art. 43 del Reglamento a Aplicación a la Ley de Régimen Tributario Interno.

Las instituciones del sistema financiero nacional, dentro del proceso de análisis de crédito, considerarán como balance general y de estado de resultados únicamente las declaraciones a de impuesto a la renta presentadas por sus clientes ante el Servicio de Rentas Internas.

Las instituciones del sistema financiero de acuerdo al crédito que otorgan a personas naturales o sociedades, solicitan en su mayoría los siguientes requisitos:

  1. Documentos de identificación (Cédula y papeleta de votación)
  2. Poseer una cuenta bancaria (Normalmente en el Banco que le otorga el crédito)
  3. La Justificación de los ingresos y la estabilidad laboral o del negocio para clientes independientes o en relación de dependencia.
  4. Llenar un formulario en el que se indica el destino del crédito, el monto requerido y el plazo.

La entidades bancarias se fijan en algunos factores para otorgar un crédito como el perfil del cliente, la capacidad de pago y la expectativa de generación de ingresos en función a la actividad del cliente.

Es importante conocer el tipo de crédito que usted requiere, que puede ser:

  • Comercial prioritario: destinado a la adquisición y comercialización de bienes y servicios para actividades productivas y comerciales; 
  • Productivo: a las actividades productivas de bienes de capital, terreno y construcción; 
  • Consumo prioritario: para compra y adquisición de bienes y servicios no relacionados con actividad productiva y comercial; 
  • Consumo ordinario: destinados a la adquisición y comercialización de vehículos livianos de combustible fósil; 
  • Inmobiliario: a la adquisición de vivienda, construcción, reparación, remodelación y mejora de inmuebles, así como para la compra de terreno para construcción; y 
  • Microcrédito: dirigido al financiamiento de actividades de producción y comercialización.

En cualquiera de estos créditos es importante realizar una planificación financiera, que contemple la proyección de ingresos en base al impulso económico del dinero que solicita, así como también el presupuesto de costos y gastos que le permitirían conocer el flujo de dinero con el que contaría para pagar el crédito. 

Comparta este artículo

Comentarios ()

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.